martes, 7 de marzo de 2017

Mitch Albom

Mitchell David Albom, más conocido como Mitch Albom, nació el 23 de mayo de 1958 en Passaic (Nueva Jersey, Estados Unidos) y vivió durante un tiempo en Buffalo (Nueva York) antes de mudarse nuevamente a su estado natal. Después de haber cursado sus estudios secundarios en Nueva Jersey y en Philadelphia, Albom ingresó en la Universidad Brandeis en Waltham (Massachusetts) en la carrera de sociología. Tras su graduación decidió perseguir su sueño de ser músico en varios clubes nocturnos de Estados Unidos y Europa, en la isla de Creta, donde trabajó como pianista y cantante en una taberna. Más tarde se mudó a Nueva York para trabajar en la industria de la música. Formó varias bandas, mientras tartó al mismo tiempo de componer.
En Nueva York, albom desarrolló interés por el periodismo. Mientras trabajaba como músico por las noches para mantenerse económicamente, comenzó a escribir durante el día para el Queens Tribune, un periódico semanal de Flushing (Nueva York). Para ayudar a construir su currículum, escribió anuncios para los supermercados locales. Su trabajo lo ayudó a ingresar en la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia. Allí, para costear los estudios, además de su trabajo como pianista, aceptó un empleo de medio tiempo en la revista Sport, tras lo cual desarrolló su gusto por el periodismo deportivo. Tras su graduación, se especializó en ese campo y trabajó para periódicos como Sports Illustrated, GEO y The Philadelphia Inquirer. En 1983, fue contratado a tiempo completo como columnista para el periódico The Fort Lauderdale News y Sun Sentinel. Después de haber ganado el premio para periodistas deportivos entregado por la Associated Press, comenzó a trabajar como el principal columnista de deportes en el Detroit Free.

WEB OFICIAL DE MITCH ALBOM

La columna de deportes de Albom adquirió rápidamente popularidad entre los lectores. En 1989, cuando el Detroit Free Press y el Detroit News fusionaron las publicaciones del fin de semana bajo un acuerdo colectivo, la dirección de su periódico le pidieron que añadiera una columna semanal no relacionada con los deportes a sus tareas. La columna se añadió a los domingos a la sección de opinión y, trató sobre la vida y los valores estadounidenses. Su columna se volvió popular en todo el país, y ambas columnas siguen publicándose en el Detroit Free Press.
En 1995, contrajo matrimonio con Janine Sabino, donde viven en Detroit (Míchigan).

Tiene varias fundaciones, entre ellas: 
A Time to Help, en donde un grupo de voluntarios, cada mes, realiza un proyecto para ayudar a servir y mejorar la comunidad de Detroit. Los proyectos han incluido obras en refugios para gente sin hogar, comedores, hogares para ancianos y una escuela para los niños de bajos recursos.
S.A.Y. Detroit que provee distintos servicios para las personas sin hogar y se dedica a construir numerosos hogares en el área de Detroit.
Have Faith Haiti dedicada a la seguridad, educación, salud y el desarrollo de los niños huérfanos y pobres de Haití.






Libros leídos

  Martes con mi viejo profesor (2002)**
  Martes con mi viejo profesor narra la experiencia vivida por Mitch Albom con Morrie Schwartz, uno de sus profesores de la universidad, al que vuelve a ver por casualidad muchos años después en una entrevista en televisión, en la que se entera de que su viejo profesor sufre ELA, una enfermedad degenerativa. Albom entra de nuevo en contacto con él y le propone verse todos los martes. Durante estos encuentros, tiene la oportunidad de planetarle las grandes preguntas que siguen inquietandole y de hallar consejo y aliento para su propia vida en las sabias palabras del maestro.
  "A veces cae en tus manos un libro que te sorprende por su aparente sencillez y por la enorme sabiduría que transmite. Este es uno de esos libros. Posiblemente debería leerlo todo el mundo, ya que en muchas ocasiones se nos olvidan las verdaderas cosas importantes en nuestras vidas y parece increíble que alguien tenga que venir a recordarlas, pero así es. Una historia de Amor, de amistad, de valentía, de fuerza, de coraje. No destaca por la versatilidad del autor a la hora de escribir, pero el mensaje es lo que realmente cuenta, y este llega directo a todos los sentidos. Un maravilloso homenaje a un viejo profesor, un rayo de luz entre tanta oscuridad".

COMPRAR


2 comentarios:

  1. Hola:
    Leí este libro hace muchos años y fue impactante para mí. Es un libro duro pero a la vez muy en contacto con la esencia de la vida.
    Merece la pena.
    Un abrazo
    Cris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cris!
      Gracias por participar con tu comentario.
      Efectivamente es un libro duro, porque percibes y sientes el deterioro de una persona con unas ganas tremendas por vivir, pero a la vez, te da una lección de vida y te abre los ojos a lo que verdaderamente es importante en nuestro día a día.
      Me alegro que te haya gustado...supongo que todo el que lo haya leído, así lo habrá sentido.
      Un abrazo.

      Eliminar